Caminando por los senderos de la vida

Empezamos temprano por lo general con la brisa acogedora de la mañana. Y observando las juguetonas aves demostrando su esplendor- y sin miedo por el cielo. Como que ese momento es todo lo que existe en la vida y las penumbras y el nihilismo es ausentes. Sera posible que nosotros podremos aprender un poco de aquella ave que vuela por el firmamento. Me pregunto si una simple ave puede que se aferre más a la vida que un ser humano. Sera que tan grande son las distracciones de la vida que nosotros los humanos no apartamos de nuestra esencia. Es tan fácil caer en las tentaciones y de las distracciones que a veces ni siquiera nos damos cuentas de que manera empleamos nuestros tiempos.

Es que el tiempo es la gema más preciosa que existe en la vida. Y la vida esa hecha de pequeñas porciones de tiempo que las vamos acumulando al pasar de nuestra existencia. Si nos detenemos un poco para apreciar las maravillas que suceden día a día; tal vez en ese instante pudiéramos ser más apreciativos de la creación que nos rodea. Desde lo más simple hasta lo más complejo en el mundo y siempre hay un momento para el jubilo. Es que no estamos exonerados ni del bien ni de mal, porque ya estos hechos existían desde siempre. Tal vez si dedicamos un minuto más para nosotros para conocernos un poco más para querernos con la misma intensas que un ave emprende su vuelo. Porque no nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve, que las cosas que se ven son efímeras y las no se ven son eternas.[i] Hay una fuente de belleza dentro de ti “conócete” ahora.


[i] 2 Co 4.18

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s