El hombre desafiando su instinto absurdo

De vez en cuando el hombre se deja llevar por sus sentidos más mundanos. Vamos por allí al asecho de alguna presa, alguna conquista o simplemente en busca de ese alguien especial. Muchos hombres tendrán la buena voluntad de manifestar sus virtudes hacia ese alguien que como un destello atrajo sus miradas. Otros sin embardo buscaran un placer efímero a costilla de ellas, vale aclarar siempre y cuando sea un mutuo acuerdo. Y finalmente están aquellos hombres que miran aquellas diosas de ébano como un simple objeto para satisfacer sus instintos absurdos.

Manifestando tus virtudes hacia ese ser querido es un ensueño. No existe nada mejor que crear un mundo maravilloso para una mujer. Respeto, es un valor primordial para establecer una relación compacta, mediante el use de la verdad y la honestidad. Todas esas virtudes se activaran por el simple hecho del auto-respecto y por lo consiguiente el respeto al prójimo. No existe nada más placentero que ver una persona sonreír de verdad, respectad los y esto sucederá mágicamente.

 

El hombre en busca del placer efímero. El goce temporario puede ser una arma de doble filo y agridulce. Estas dos sensaciones pueden conllevarte a un lugar oscuro y turbio, porque seguramente estas reemplazado tu solitud por un momento de placer y eso a largo plazo de llevara a ser dependiente de ese placer esporádico. Y como lo que viene sin esfuerzo se esfuma de igual manera, hay que ser cuidadoso con estos tipos de placeres efímeros. Finalmente, ser espontaneo y experimentar algo transitorio no es malo siempre y cuando el “amor” este presente así sea por un segundo.

 

En última estancia existen aquellos que ven a la mujer como un objeto. Ciertos hombres que manchan la esencia de la palabra misma, estos seres que lamentablemente carecen de las más básicas virtudes. Que solamente quieren saciar sus bajos instintos con falsos discurso sin esencia. Es lamentable saber que estos tipos de hombres existen en nuestra realidad. Aunque es verdad que nadie está ausente de culpa. Yo puede decir que he sido un vivo ejemple de estas depreciables características sin embargo la auto ayuda y un deseó inmenso de superación me han ayudado a sacar una versión renovaba de mi mismo. El punto principal aquí es tratar de romper esquemas y transcender como individuos, ya dejando de exteriorizar a la mujer y darle un trato decente sin prejuicios. Podemos crear una sociedad llena de amor y ternura simplemente adquiriendo buenas virtudes y dejando atrás pensamientos absurdos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s